ENTREVISTAS

“Un agricultor y un ganadero no sólo están en el campo, están en el día a día de cualquier persona”

2017 (10)

Copia de 20150616_170632

  • Asaja cumple 40 años. Si tuviera que resumir la aportación fundamental de la asociación durante este tiempo, ¿qué destacaría?

Asaja es la asociación líder del sector agrario de la provincia, cuya máxima aportación ha sido traer estabilidad al sector agropecuario, que en 40 años ha cambiado de pies a cabeza y ha sabido ponerse a la cabeza de la modernidad y de un mundo globalizado compitiendo con productos de cualquier parte del planeta.

Nuestro objetivo es que en todos los foros se hable del campo porque sigue siendo un sector clave para la alimentación de la sociedad, para su salud y para el mantenimiento de los paisajes. Un agricultor y un ganadero  no sólo están en el campo, están en el día a día de cualquier persona.

 

  • A pesar de todo lo hecho por el sector de la agricultura y la ganadería, que es mucho, el futuro plantea aún muchos retos…

El reto es seguir adaptándonos a la demanda del consumidor, a los cambios que va proponiendo la Política Agraria Comunitaria y, sobre todo, seguir aportando  productos de primer nivel que sanos, saludables, sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. En Cádiz producimos materias de primer nivel que están en todos los mercados y creo que tenemos que seguir esa senda. Hay varios ejemplos muy claros: la cabra payoya, la oveja merina y el retinto nos están dando muchas alegrías y gracias a ellos conservamos un paraje único, el monte mediterráneo.

 

  • La Política Agraria Común (PAC) y su presupuesto siempre es uno de los grandes caballos de batalla…

Por supuesto, seguimos al minuto la información que viene de Bruselas y estamos en la tesis de que no podemos retroceder ni un euro el presupuesto que se dedica a agricultura porque es parte del propio origen de la Unión. Del mantenimiento del presupuesto dependen todos los puestos de trabajo asociados al mundo rural, la supervivencia de muchos pueblos, y otra vez, la conservación de parques naturales y joyas medioambientales que no subsisten si no hay actividad agroganadera asociada.

 

  • Su llegada a la presidencia de Asaja-Cádiz es relativamente reciente. En su toma de posesión dijo que “en Cádiz hay motivos para sentirse camperos…”. ¿Tiene el sector realmente la consideración política y social que merece?

Llevo un año y medio al frente de Asaja-Cádiz, un tiempo que he dedicado a hacer provincia para conocer de primera mano lo que están haciendo los hombres y mujeres del campo y acercarme a sus demandas, deseos, proyectos e inquietudes. Cada vez que tengo la oportunidad de hablar tranquilo con los profesionales del campo siento que en la provincia hay verdadera vocación y me siento muy orgulloso de que los primeros que creen en el sector son ellos. A pesar de las vicisitudes, siguen adelante y lo hacen con entusiasmo, no sé si todos los representantes de colectivos tienen a una afición de primera como la mía.

A decir verdad, creo que en la provincia de Cádiz tenemos mucha suerte y que las administraciones tienen muy claro que el sector agropecuario es fundamental. Por supuesto, quedan muchas cosas por hacer pero al menos hay voluntad y comunicación que es un buen comienzo. Ahora bien, el sector sigue siendo un desconocido para algunos políticos, sobre todo, para los que están más lejos y siguen haciendo normas desde el desconocimiento y la distancia.

  • La agricultura y ganadería suele ser algo que se hereda de generación en generación. Desde Asaja han criticado la falta de las ayudas prometidas en Andalucía para la incorporación de los jóvenes…

Los jóvenes de hoy son los protagonistas del mañana y estamos en la obligación de volcarnos con ellos e ir de la mano para formarlos y no caer en errores superados. Por eso es fundamental que la Administración esté apoyando el relevo y lo haga de una manera valiente y dispuesta. No es un buen sistema ilusionar a los jóvenes, embarcarlos en proyectos empresariales notables y después alargar los plazos de pago quebrando sus expectativas y proyectos. Las Ayudas a Jóvenes no se han gestionado bien desde Sevilla y hay que darles una vuelta para que no vuelva a ocurrir porque el profesional decepcionado no vuelve y sin ellos no hay futuro.

 

  • ¿Qué le diría a aquel sector de la juventud que se está planteando su futuro y duda si apostar o no por el sector?

Yo les recomiendo ante todo que se formen y se hagan buenos profesionales porque la frase popular “el hijo que no vale, para el campo” se ha extinguido. Ahora están formados en la universidad, dominan idiomas y manejan la economía. El profesional del campo tiene que estar a la última en todo, con la ventaja que de que su oficina es un lugar espectacular, al aire libre y en contacto con la naturaleza.

 

  • Antes hemos hablado de las ayudas. Tampoco llegan desde hace varios años las ayudas forestales y para la modernización…

Las Ayudas Forestales no se convocan desde el 2012, algo que es una absoluta irresponsabilidad y una dejación de funciones porque de ellas depende que el monte esté limpio y no arda en verano. Estamos tan preocupados que nos hemos encomendado al Ministerio de Agricultura para que haga entrar en razón a la Consejería de Medio Ambiente y se convoquen de manera urgente las Ayudas. Públicamente el delegado del Gobierno, Juan Luis Belizón, ha anunciado su publicación en breve pero no tenemos noticias, no nos han llegado borradores y estamos hondamente preocupados.

El caso de Modernización es parecido al de Jóvenes, los agricultores y ganaderos se sienten decepcionados y perciben que las Ayudas están paralizando la actividad agraria de la provincia obligando a los agricultores y ganaderos a hacer un infinito trabajo para no cobrar.

 

  • Los tiempos están cambiando todo. También la forma de trabajar en el campo. Ahora la tecnología desempeña un papel destacado…

La tecnología forma parte del día a día del campo. Yo lo resumo diciendo que un tomate tiene más tecnología que la manzana de Apple porque hasta conseguir el tomate que vemos en el mercado se han hecho muchos ensayos, pruebas y estudios tanto de campo como en laboratorio hasta conseguir el tomate más rojo, con más sabor y mejor de precio.

Otro punto importante es que el agricultor y ganadero se ha dado cuenta de que el mercado on-line puede ser su gran aliado. Internet ha abierto una puerta para vender directamente del campo al plato.

 

  • Igualmente, ha cambiado la forma de contar: ahora hay mostrar qué hay detrás de un queso, del aceite, de la miel, y en eso Asaja-Cádiz es una ayuda a la hora de dar visibilidad, como quedó patente con la última edición de Fegasur…

En la Asaja-Cádiz estamos muy comprometidos con este objetivo, ahora el consumidor quiere saber toda la historia que hay detrás del producto y quién mejor que los profesionales del campo para contársela. Con este propósito en la mente hemos participado en varios eventos como Fegasur en el que bajo el lema ‘Del campo al plato’ hemos puesto en contacto a productores de la provincia con el consumidor directo. En un futuro cercano participaremos en ChefSierra, para acercar los productos a los cocineros y en Exposierra, una muestra de los mejor de la Sierra en la que celebraremos nuestro 40 Aniversario, el 28 de abril, y traeremos a los mejores para hablar de campo desde el campo.

 

  • La última es una pregunta abierta, para que diga lo que quiera…

Me siento orgulloso de los profesionales del campo que día a día se preocupan en sacar productos de primer nivel. En la provincia podemos poner una mesa entera sin salir de campo, hasta las flores que la adornan son de aquí, de Chipiona. En el campo de Cádiz hay gran variedad y todo es bueno.